Archivo mensual: septiembre 2012

82/365Días de pijama

image


81/365Paseando por el barrio

image


80/365En buena compañía

image


79/365Vuelta al trabajo

image


77/365 Q buena pinta!! Verdad?



Q buena pinta!! Verdad?, originalmente cargada por rutroncal.


76/365 Lecturas en un tren

Una de las cosas buenas que tiene que para ir a trabajar tengas que invertir unos 40 minutos en el trayecto es la lectura.

A lo largo de estas dos semanas me he leído: «Caballo de Troya», «A tres metros sobre el cielo» y ahora me estoy leyendo «Cincuenta sombras de Grey». Cualquiera que lea los resúmenes de los tres libros podrá pensar que o bien no tengo criterio en la lectura o bien tengo una gran amplitud de intereses…, pero lo voy a dejar a la imaginación … jajajjaa

Por de pronto os voy a dejar una cita de los dos primeros…

«Caballo de Troya»
El amor no necesita de templos o legiones, un hombre saca el bien o el mal de su propio corazón.

«A tres metros sobre el cielo»
-Soy feliz. Jamás me he sentido tan bien, ¿y tú?
-¿Yo? Estoy de maravilla
-¿Hasta el punto de llegar a tocar el cielo con un dedo?
-No, así no.
-¿Ah, no?
-Mucho más. Al menos tres metros sobre el cielo.

Lo reconozco… soy una romántica…


78/365Parada en La Roda

image


75/365 Cambios con una constante



Cuando vuelve del paseo está feliz, originalmente cargada por rutroncal.

Cambios, hábitos, adaptación, estrés,… búsqueda de adaptación, más cambios… y tras todo esta debacle de diferentes puntos de inflexión en mi vida, este pequeño animal me concede la rutina que necesitaba.

Durante este par de meses he estado un poco «out», he cambiado de oficina, de ciudad y por tanto de casa… nos hemos mudado a Barcelona y hasta que hemos logrado la completa «reunificación familiar» todo ha sido un poco más complicado de la cuenta, pero por fin estoy volviendo a recuperar una rutina y por tanto los hobbies que tanto me gustan (uno de ellos escribir en este pequeño blog).

Es importante recuperar nuestros «hobbies»; cuando pasamos por periodos de estrés lo normal es que prioricemos y eliminemos algunas cosas de las que hacemos en nuestro tiempo libre para hacer lo que pensamos que es más importante (puede ser una sobrecarga tanto a nivel personal como profesional).

Ahora bien, cuando el nivel de sobrecarga se atenúa o se hace más manejable, hemos de lograr el equilibrio que necesitamos y volver a hacer aquello que ocupaba nuestros momentos de ocio (leer, deporte, amigos, etc), porque sino… a la larga inferirá no sólo a nuestro estado de ánimo en general (seguiremos estresados) sino que también se verá afectada nuestra autoestima.

Parece mentira, pero a este pequeño animal le debo mucho más de lo que pueda parecer …

¿Y vosotros/as habéis vivido por algo similar? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?


77/365Empezando el sábado con comida familiar

image


76/365Apaños

image


75/365Visita al Gregorio Marañón

image


74/365 La rabia q da perder el tren por 5 segundos


A %d blogueros les gusta esto: