Archivo diario: 12 noviembre, 2011

313/365



Raindrops, originalmente cargada por rutroncal.

LLUVIA

La lluvia tiene un vago secreto de ternura,
algo de soñolencia resignada y amable,
una música humilde se despierta con ella
que hace vibrar el alma dormida del paisaje.

Es un besar azul que recibe la Tierra,
el mito primitivo que vuelve a realizarse.
El contacto ya frío de cielo y tierra viejos
con una mansedumbre de atardecer constante.

Es la aurora del fruto. La que nos trae las flores
y nos unge de espíritu santo de los mares.
La que derrama vida sobre las sementeras
y en el alma tristeza de lo que no se sabe.

La nostalgia terrible de una vida perdida,
el fatal sentimiento de haber nacido tarde,
o la ilusión inquieta de un mañana imposible
con la inquietud cercana del color de la carne.

El amor se despierta en el gris de su ritmo,
nuestro cielo interior tiene un triunfo de sangre,
pero nuestro optimismo se convierte en tristeza
al contemplar las gotas muertas en los cristales.

Y son las gotas: ojos de infinito que miran
al infinito blanco que les sirvió de madre.

Cada gota de lluvia tiembla en el cristal turbio
y le dejan divinas heridas de diamante.
Son poetas del agua que han visto y que meditan
lo que la muchedumbre de los ríos no sabe.

¡Oh lluvia silenciosa, sin tormentas ni vientos,
lluvia mansa y serena de esquila y luz suave,
lluvia buena y pacifica que eres la verdadera,
la que llorosa y triste sobre las cosas caes!

¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas
almas de fuentes claras y humildes manantiales!
Cuando sobre los campos desciendes lentamente
las rosas de mi pecho con tus sonidos abres.

El canto primitivo que dices al silencio
y la historia sonora que cuentas al ramaje
los comenta llorando mi corazón desierto
en un negro y profundo pentagrama sin clave.

Mi alma tiene tristeza de la lluvia serena,
tristeza resignada de cosa irrealizable,
tengo en el horizonte un lucero encendido
y el corazón me impide que corra a contemplarte.

¡Oh lluvia silenciosa que los árboles aman
y eres sobre el piano dulzura emocionante;
das al alma las mismas nieblas y resonancias
que pones en el alma dormida del paisaje!

Federico García Lorca


312/365



Vuelo Pamplona – Madrid, originalmente cargada por rutroncal.

Después de tantos aviones, tantos viajes de una punta a otra de España… casi te olvidas de que la sensación de volar hay personas a las que les da respeto… e incluso miedo…
Pero no sólo volar en avión… sino volar en la vida… arriesgar… ir en busca de los sueños que flotan en las nubes de nuestra consciencia.

miedo a volar
volar…

Me pregunto…
¿que sensación será esa?,
la de volar sin límites
la de conquistar aquellos sueños
sin que se vuelvan pesadillas…
Suena muy raro, todo parece ser perfecto,
salvo un detalle, LA VIDA…
Pienso……
en una batalla perdida,
una mirada hacia la nada,
un paso al fracaso….
El temor no me deja ver,
mi cobardía me averguenza….
En fin ….para construir mi historia,
vale la pena desafiar al destino…
Porque SER LIBRE
es ver el mundo como se desea,
y afrontar ese miedo,
es volar mas allá de la vida…..

Autor: Lore Zapata
http://www4.loscuentos.net/cuentos/link/199/199159/print/


311/365



Pintxos en pamplona, originalmente cargada por rutroncal.

Una de las mejores cosas que tiene internet, es que a través de twitter puedes conocer gente interesante con la que compartes intereses y motivaciones y te ayuda a mantener cerca a tus amigos 1.0 que por circunstancias geográficas viven lejos de tí a diario…

Lo maravilloso de la amistad es enriquecerte de diferentes puntos de vista, experiencias, cualidades, etc.

El miércoles tuve la oportunidad de compartir una tarde estupenda junto a mi @goroji y conocer personalmente a mi «primo» @Erronkarri y a @aguitarte, con los que pude compartir una tarde de risas, conversación interesante,… y al final lluvia.

Para reflejar lo que nos aporta la amistad y lo que a veces nos perdemos cuando sólo nos fijamos en nuestra perspectiva, tenemos el siguiente cuento… «Cuento de la amistad»,… para que tengamos en cuenta la potencia que tiene si todos vamos hacia el mismo camino y aportamos nuestro color…

Un día, todos los colores del mundo empezaron a discutir entre ellos, ya que cada uno pretendía ser el mejor, el más importante, el más bello, el más útil, el favorito de todos.

El verde afirmó: «Soy el más esencial, es innegable. Represento la vida y la esperanza. He sido escogido como la hierba, los árboles y las hojas. Sin mí, los animales morirían. Mirad el campo y veréis que soy el que más presente está.»

El azul tomó la palabra: «Tú sólo piensas en la tierra, pero olvidas el cielo y el océano. Es el agua la base de la vida. Y el cielo nos da el espacio, la paz y la serenidad. Sin mí, ninguno de vosotros seríais nada.»

El amarillo se rió ante esas palabras: «Que gracia que me hacéis los dos. Yo aporto la risa, la alegría y el calor al mundo. La prueba es que el sol es amarillo, al igual que la luna y las estrellas. Cada vez que miráis un girasol, el os demuestra que yo soy la vida. Sin mí, no habría ningún placer en esta tierra.»

La naranja elevó su voz entre el tumulto: «Soy el color de la salud y de la fuerza. Tal vez me ven menos a menudo que a vosotros, pero soy útil para las necesidades de la vida humana. Transporto las vitaminas más importantes. Pensad en las zanahorias, en las calabazas, en las naranjas, en los mangos, en las papayas,… No estoy presente todo el tiempo, pero cuando coloreo el cielo en los amaneceres o atardeceres, mi belleza es tal que se fija ya en vosotros, sólo en mí.»

El rojo que se había mantenido al margen hasta ese momento, tomó la palabra alto y fuerte: «Yo soy el jefe de todos los colores, porque soy la sangre, la energía de la vida. Soy el color del peligro y de la valentía. Siempre estoy dispuesto a pelearme por una causa. Sin mí, la tierra estaría tan vacía como la luna. Soy el color de la pasión y del amor, de la Rosa roja, de la Poinsetia y de las Amapolas.»

El púrpura se levantó y habló dignamente: «Yo soy el color de la realeza y del poder. Los reyes, los jefes y los obispos siempre me escogieron porque soy el signo de la autoridad y de la sabiduría. La gente no me interroga: me escuchan y obedecen.»

Finalmente, el índigo tomó la palabra, con mucha más calma que los demás, pero con la misma determinación: «Pensad en mí. Soy el color del silencio. Quizás no me hayáis visto, pero sin mí seríais insignificantes. Represento el pensamiento y la reflexión, la sombra del crepúsculo y las profundidades del agua. Me necesitáis para el equilibrio, el contraste y la paz interior.»

Y así los colores continuaron jactándose, convencidos cada uno de ellos de su propia superioridad. Su disputa se hizo cada vez más fuerte. Pero de repente, un relámpago apareció en el cielo y el trueno gruñó. La lluvia comenzó a caer fuerte. Inquietos, los colores se acercaron unos a otros para sentirse seguros.

Y en medio del clamor, la lluvia tomó la palabra: «¡Idiotas! ¡No dejáis de discutir y cada uno intenta mandar sobre los demás! ¿¡No sabéis que cada uno de vosotros existís por una razón especial, única y diferente? ¡¡Juntad vuestras manos y venid conmigo!!» Los colores obedecieron y unieron sus manos.

Y la lluvia prosiguió: «De ahora en adelante, cuando llueva, cada uno de vosotros atravesará el cielo para formar un gran arco de colores y demostrar que podéis vivir juntos en armonía. El arco iris es un signo de esperanza para la vida. Y cada vez que la lluvia lave el mundo, un arco iris aparecerá en el cielo, para recordar al mundo que debemos amarnos los unos a los otros. «

No he encontrado el autor, pero el cuento lo encontrareis aquí http://www.amistadyamigos.com/n-cuento-amistad.html


Soledad

image

La soledad del portero…, muchas veces comparable con la soledad de los de RRHH en las empresas.


A %d blogueros les gusta esto: