153/365

¿Nos hacemos un auto – anclaje? cuando digo esta frase en alguno de los cursos de PNL que doy, las caras son de escepticismo y perplejidad… pero en seguida aparece la confianza… y se dejan guiar.

A veces, explicar estas técnicas de psicología aplicada parece que estás explicando algo «medio mágico» o difícil de creer cuando menos.

Lo curioso, es que en alguna ocasión nos hacemos autoanclajes de forma inconsciente, la clave es ser conscientes y poderlos utilizar en nuestro beneficio.

¿En qué consiste un auto-anclaje? consiste en provocarnos un estado de ánimo deseado, asociado a una situación de nuestro pasado y que lo traemos al presente para tomar los recursos que necesitamos.

En resumen, todos tenemos un CD de música, un lugar en nuestra casa, una comida… que nos provocan un estado de ánimo determinado (o de alegría, o de relajación …o incluso de tristeza). Estamos «anclados» a través de esa música, lugar, comida… pero como no lo hacemos de forma consciente, no podemos aprovechar el máximo de sus recursos y por eso tenemos anclados también sentimientos o estados de ánimo no tan positivos.

¿Cómo lo hacemos? En primer lugar, buscaremos en nuestra memoria una situación que nos haya generado ese estado de ánimo deseable (satisfacción, paz, tranquilidad, etc…)
Trataremos de buscar el máximo de la vivencia de esa situación, utilizar vuestros cinco sentidos: «vas a ver lo que viste en ese momento, vas a sentir lo que sentiste, vas a oir lo que oiste, vas a oler lo que olías».

En el momento en el que logres esa experiencia y te sientas en ese estado deseable, lo vamos a «anclar» a un estímulo kinestésico, elige un sitio donde puedas autopresionarte durante 30 sg y que te resulte fácil hacerlo y trata de recordar el lugar exacto y la intensidad de la presión (muñeca, entre el índice y el pulgar, etc)

A continuación, para validar el anclaje, pensaremos en otra cosa durante un par de minutos (generamos un «estado interruptor») y a continuación presionaremos el lugar exacto donde hemos hecho nuestro «anclaje» para instalar el estado de ánimo deseado.

La clave… que cada vez que tengamos un estado de ánimo similar al deseado y con bastante intensidad, reforcemos el anclaje presionándonos en el mismo lugar.

¿Lo probamos?

Acerca de rutroncal

Gerente en TeaCegos, Psicologa Clinica vocacional, interesada en la IE y PNL, en las competencias y en la motivación humanas y ahora en los proyectos 365 días, 365 fotografías... Ver todas las entradas de rutroncal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: